La oportunidad de una crisis financiera

La inversión en valor

La oportunidad de una crisis financiera

La oportunidad de una crisis financiera

La oportunidad de una crisis financiera puede llegar a ser oro oculto. Veámos que implican estos desastres financieros y cómo podemos aprovecharlos en nuestro favor.

La oportunidad de una crisis financiera

Así es, en estos momentos tan delicados del sistema financiero, podemos encontrar las mejores oportunidades. Pero, ¿cómo y porqué?

Bueno, en estos momentos de incertidumbre suelen surgir empresarios que detectan ciertos huecos de mercado y actúan en base a ello. Pero, no hablaremos sobre las oportunidades que se derivan de una crisis. Sólo nos centraremos en las oportunidades de inversión en bolsa cuando hay crisis económica.

También es verdad, poca gente cree en esta filosofía y mucho menos la aplica. Probablemente, sea el motivo por el que poca gente consigue lograr la libertad financiera. En el juego de probabilidades, debemos dejar nuestras emociones de lado. De misma manera en la Bolsa de Valores, pues las emociones sólo nos traen pérdidas en consecuencia.

Es decir, si eres un inversor debes tener control absoluto sobre tu mente y emociones. Vamos a ver porqué lo digo y cómo se aplica a las acciones y a la crisis.

La Bolsa de Valores y la crisis financiera

Bien se sabe, que la economía funciona por ciclos. Tanto ciclos económicos buenos cómo malos. Esto se ha demostrado por el estudio tanto de economía como de historia.

Pues, siempre han existido desastres económicos, depresiones y crisis financieras. Pero, cuando estas terminan, surgían las mejores épocas de bonanza de la historia. También, se observaban las revalorizaciones más grandes de las compañías que cotizaban en Bolsa.

Vamos a ver un poco de historia y así sabremos cómo podemos aprovechar la gran oportunidad de una crisis financiera.

Y es que, resumiendo, después de una crisis viene una recuperación y superación de los precios anteriores. Las mejores empresas con unos fundamentos sólidos sobreviven a las crisis. Es decir, podemos comprar sus acciones por un valor muy por debajo de su valor objetivo real.

Un poco de historia económica

No quiero extenderme mucho en este apartado, pero resumiré los aspectos más importantes para entender el concepto y la idea general.

Empecemos por los felices años veinte (roaring twenties). Esta fue una época de esplendor y bonanza en Estados Unidos. Todo iba como la seda, la economía crecía como nunca antes lo había hecho. Las personas gastaban y compraban más que nunca. Las empresas generaban más beneficios que en cualquier otra época y demás.

Así fue, desde 1920 hasta 1929 que se produjo la expansión del ciclo económico. Todo iba en auge, hasta que pasó lo que tenía que pasar.

Como todos los ciclos económicos, tenía que llegar a su final. Y así lo hizo el 24 de octubre de 1929. Esta fecha conocida como el Jueves Negro desencadenó el inició de la Gran Depresión.

Los Felices Años Veinte culminaron con la peor época económica y social registrado hasta el momento. Nadie quería gastar lo poco que tenía, todos tenían que vender sus pertenencias más preciadas, la Bolsa de Valores cayó a mínimos haciendo que todo el mundo perdiera dinero (excepto el inversor inteligente).

Bueno, déjame decirte que tras esa Depresión económica, volvió a recuperarse y a entrar en momentos increíbles. Después, volvió a ocurrir el mismo desastre y así desde siempre para siempre. La burbuja puntocom de los años 90. Después la recuperación hasta la crisis financiera de 2008.

La economía es dirigida por ciclos económicos

Como vemos, la economía se rige por ciclos y las crisis, por tanto, son las mejores oportunidades de oro para adquirir empresas a un precio ridículo. Mientras tanto, el valor que percibimos es el mismo. Mantener las acciones de una empresa sólida adquiridas en crisis y vendidas en tiempos de bonanza y burbuja es la mejor forma de lograr la libertad financiera. Pero, para este fin debes dejar de lado las emociones y utilizar únicamente el pensamiento racional, la historia y los datos.

Bueno, dejado claro esto, veámos cuáles son las etapas del ciclo económico:

  • Recuperación: Fase en la que los activos comienzan a recuperarse. Superación de la crisis.
  • Auge: Fase de bonanza y crecimiento exponencial. Aquí es cuando se producen las burbujas especulativas.
  • Recesión: Empezamos a entrar en la fase descendente del ciclo. Pérdida de empleo, capital, inversiones, etc.
  • Depresión: El punto más bajo. Negatividad por todas partes. No hay empleo ni hay nada. Pero, hay empresas y acciones MUY infravaloradas.

Espero que este texto os haya ayudado a comprender ciertos aspectos muy relevantes para la inversión. Pues, si haces lo que todo el mundo hace, obtendrás lo que todo el mundo obtiene.

Para seguir con el curso de principiantes puedes hacerlo con el siguiente artículo: ¿Cómo aprovechar la incertidumbre?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies