Análisis Financiero ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

La inversión en valor

Análisis Financiero

qué-es-para-qué-sirve-análisis-financiero-empresas-acciones

En esta página encontrarás una guía para el análisis financiero de empresas. Así, conocerás las técnicas para realizar un análisis fundamental de acciones de manera simple, rápida y eficaz.

También te puede interesar:

  1. Análisis de Ratios Financieros

2. Análisis de Estados Financieros

¿Qué es el Análisis Financiero?

El análisis financiero se refiere a las técnicas utilizadas para estudiar la viabilidad, estabilidad y la rentabilidad de un negocio. También se denomina análisis de estados financieros, análisis contable o de finanzas.

Dicho análisis trata la realización de informes financieros para determinar las causas de los problemas financieros en un negocio.

De esta manera, el análisis financiero atacará a diversos apartados. Con ello se diagnostica la situación financiera de la empresa.

Por tanto, se determinará si debe interrumpirse o no una parte del negocio, o la totalidad de ésta.

Asimismo, se analizará la compra de materiales y/o servicios para la ejecución de su proyecto lucrativo.

Igualmente, estudia la posibilidad de adquirir ciertos préstamos u otras formas de financiación. Por ejemplo, la emisión de acciones en el mercado de valores.

En definitiva, el análisis financiero se realiza con el fin de tomar mejores decisiones para continuar con un negocio. Así, se consigue desarrollar una actividad empresarial con éxito. Pues, si resulta no ser lucrativa esta actividad, se encontrarán soluciones de valor.

Por cierto, no es lo mismo análisis económico que financiero. Pues, la economía estudia otras variables de una sociedad.

¿Para qué sirve el Análisis Financiero?

Principalmente, se estudian ciertos aspectos para lograr determinados objetivos. Vamos a verlo con más detalle.

Por un lado, los analistas financieros estudian la capacidad de una empresa en generar ingresos.

Ya sea, a corto o largo plazo. De esta manera se conoce su viabilidad de crecimiento sostenido, en caso de que exista.

Mediante el estado de resultados se logra analizar la rentabilidad del negocio.

Por otro lado, se estudia la viabilidad de seguir pagando las deudas con los respectivos acreedores. Es decir, que la empresa no corra el riesgo de caer en suspensión de pagos. Si una empresa es capaz de pagar sus obligaciones será un empresa solvente.

Así pues, el objetivo será estudiar la solvencia de la empresa en cuestión.

Además, otro aspecto importante en el análisis será el estudio de la tesorería de la empresa. Es decir, la liquidez de ésta. Si el negocio es capaz de pagar sus obligaciones, y tener un flujo de caja positivo tendrá buenas perspectivas.

Tanto la liquidez como la solvencia se estudian mediante el Balance de Situación, o el Balance General.

Por último, se utiliza el conjunto de los estados financieros y otros indicadores, para estudiar la estabilidad del proyecto a largo plazo. Es decir, para diagnosticar si el negocio es viable y lucrativo en general.

¿Cuáles son los estados financieros básicos?

Existen diversos estados financieros básicos para evaluar las características de un negocio. Para comprender su situación es necesario analizar las cuentas anuales. Veamos que recursos se utilizan para ello.

1. Balance de Situación

Éste refleja el estado patrimonial actual de la empresa. Se clasifica en dos apartados. Por un lado, el activo (lo que posee). Y, por otro, el patrimonio neto y el pasivo (lo que tiene y lo que debe).

De esta forma, se tiene una visión general de la situación económica de la empresa y su salud financiera.

Puedes averiguar más aquí: ¿Qué es el Balance de Situación?.

2. Cuenta de Pérdidas y Ganancias

Refleja los gastos e ingresos de la entidad y su resultado. Ya sea positivo o negativo.

Puedes aprender más sobre qué es y para qué sirve la Cuenta de Pérdidas y Ganancias aquí: La Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

3. Estado de Cambios en el Patrimonio Neto

Incluye las variaciones; aumentos y disminuciones, de la corporación en su patrimonio. Por lo tanto, evalúa la gestión del patrimonio.

Puedes averiguar qué es, para qué sirve y cómo hacerlo en el siguiente enlace. También encontrarás plantillas Excel para descargar: Estado de Cambios en el Patrimonio Neto.

4. Estado de Flujos de Efectivo

Gestiona los flujos de caja de la entidad. Por tanto, estudia los ingresos y gastos efectivos.

Aprende qué es, para qué sirve y cómo hacerlo aquí: Estado de Flujos de Efectivo. También encontrarás plantillas de Excel para descargar.

5. Memoria

En este apartado se detallan que técnicas de contabilidad se han utilizado y demás. Resulta información muy útil para la correcta evaluación del negocio en cuestión.

Aprende qué es la Memoria, cómo funciona y para qué sirve aquí: ¿Qué es y para qué sirve la Memoria Contable?

¿Cómo hacer un análisis financiero?

Para hacer un análisis financiero existen muchas técnicas. Estos son los métodos más utilizados.

  • Pasado. Se estudia el desempeño pasado. Por ejemplo, últimos 3 años.
  • Futuro. Utilizando datos históricos y mediante el uso de técnicas matemáticas. El objetivo es estimar el desempeño futuro con la ayuda de las estadísticas. Sin embargo, rendimientos pasados no aseguran rendimientos futuros.
  • Comparativo. Se comparan empresas similares. Es decir, que se dediquen al mismo negocio.

Por otro lado, también se utilizan los ratios financieros para el análisis contable de empresas. Aunque este tipo de análisis presenta retos teóricos, puede ser muy útil para filtrar los resultados. Es decir, para averiguar de manera rápida dónde podrían encontrarse los problemas financieros.

Utilidad neta / Patrimonio = Retorno sobre el patrimonio (ROE)

Precio de la acción / ganancias por acción = Ratio Precio – Beneficio (PER)

Utilidad neta / activos totales = retorno sobre activos (ROA)

Conclusión del análisis contable

En conclusión, el análisis financiero resulta extremadamente útil para la toma de decisiones sobre el futuro de un negocio. Pues, puede ayudar a determinar las causas del éxito o fracaso de un proyecto.

De tal manera, el análisis es indispensable en cualquier negocio. Además, resultará imprescindible para la valoración de negocios y la inversión en ellos. Ya sea, de forma privada o pública.

Estos datos resultan muy útiles para diagnosticar la situación de una empresa, pero deberían complementarse con el análisis de otros aspectos no financieros. Por ejemplo, estudiar la imagen de marca, las estrategias de marketing, la distribución de los productos o servicios, etc.

Sin duda, este es el método por el cual realizar un análisis fundamental de empresas al completo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies